La Educación Popular Comunitaria Calasancia y su Vigencia

Con esta publicación comenzamos a compartir una selección de los mejores trabajos productos del Diplomado de Pedagogía Calasancia dictado durante el año 2012-2013 que colocaremos en el apartado del sitio web llamado: Reflexiones

cala01a

Ensayo elaborado por el Lic. Albanis Carrasquel Lira en Caracas como resultado del Módulo 1 del Diplomado de Pedagogía Calasancia: “San José de Calasanz, la audacia de educar”

El Gran Ente, El Etéreo, El Invisible, El intangible, “DIOS”, está en nosotros, primeramente por transferencia de tradición (el compromiso que se entrega de generación en generación), la familia nos inocula esa creencia a través de oraciones, reflexiones, refranes, bendiciones familiares, para comenzar el día o para irnos a dormir, al salir de viaje, un ritual; un ritual de infancia, de niñez, allí comenzamos a vincularnos a algo espiritual que nos asusta al principio, pero que también nos da fortaleza según la ocasión,  nos vinculamos poco a poco a una creencia  a un algo superior que la familia misma, algo imperceptible el cual nos protege, nos ánima el día a día, nos abre espacios, que nos da seguridad hasta nos encomendamos y encomendamos a él. Luego lo reflejamos más a menudo en el contexto donde  desarrollamos nuestras vidas, en nuestras comunicaciones, con los amigos, con la familia, con los alumnos,  nos va fortaleciendo a invocar a esa FE ya transformado en Dios, en Señor en una expresión cotidiana, ahora de adulto con más convicción y lo hacemos más de uno y en los momentos que a uno más le conviene. En lo particular en mi almohada.

No es más que Fe, ese halo invisible que tomamos en aquellas circunstancias casi siempre en las “chiquiticas” cuando el “corazón” está en la boca.

En estos cuatro años se ha hecho más tangible  mi contacto a la Fe, al Ente, al Etéreo,  como un halo superior, y sorprendido al conocer parte de la vida y obra de San José de Calasanz como hombre, como formador, por su infalibilidad, por querer ser protagonista al brindar sus aprendizajes con humildad a una comunidad deseosa de conocimiento y de respeto, de alegría, digo alegría porque para ser formador se debe ser feliz. Yo soy formador, soy feliz y con fe en la entrega de la enseñanza popular comunitaria.

Tanto alumnos  como facilitadores encontraremos en éste artículo acontecimientos históricos y contemporáneos los cuales sustentan los contraídos en cuanto a la Educación Popular Comunitaria según lo visionó San José de Calasanz  y la vigencia de esta en la educación venezolana

San José de Calasanz, sacerdote, pedagogo estudió Derecho, Filosofía, Teología en Lérida Alcalá y Valencia (España). Se Doctoró en Teología, título que muy pocos tenían, Santo español, fundador de la primera escuela cristiana popular de Europa, nació en Peralta de la Sal, provincia de Huesca, España, el 31 de julio de 1557, Hijo de Pedro de Calasanz y de María Gastón séptimo y último de los hijos, murió en Roma, el 25 de agosto de 1648.

San José de Calasanz, usó un  método primordial, el parlamento, el dialogo directo personal,  valorando las miserias, las deficiencias del prójimo y su medio, que para ese entonces era deplorable de por si.

San José basaba en aprendizajes y enseñanzas  emancipadoras, reflexivas, revolucionarias. Situación que representaba una amenaza a la situación política de ese momento. El parecido a la actualidad venezolana es pura coincidencia.  Pues el conocimiento en letras a un pueblo ávido de luces es justamente cultura, es organización, es discernir y eso le costó pesares a San José de Calasanz. Pero también le dio renombre siendo el creador de la Educación Popular en valores. “piedad y letra su  bandera.

Asumir en la actualidad la educación popular implica romper modelos  como San José de Calasanz lo pudo fundamentar y sistematizar, aun cuando en la actualidad se manifiesta su permanencia, no todas las instancias formadoras la practican, la bondad, la humildad, la disciplina, que este Hombre Santo brindaba a sus discípulos, son dignos ejemplos que hoy por hoy no se ejercen.

Para asumir que los espacios educativos deben estar en todas partes, las instituciones hay que ponerlas al servicio de los movimientos populares con miras a construir y fortalecer un proyecto de crecimiento cultural y por ende de valores.

Algunas conceptualizaciones llevan a lo siguiente en cuanto a la educación popular.

Se distingue un elemento común que defiende la Educación Popular según San José de Calasanz que muy bien contrastan con la actualidad venezolana.  Estos son:

1. Una justificación a la enseñanza proveniente de la falta de crítica del orden social en el tiempo (cualquier).

2. Un propósito personal o institucional pedagógico  hacia el aprendizaje sistematizado y circunstancial

3. Un proyecto de aportar a la reconstrucción de los sectores exceptuados como oprimidos históricos.

4. Una experiencia de socialización que actúa sobre la subjetividad popular, llámesele conciencia, cultura o saber popular.

5. Una preocupación permanente por generar metodologías coherentes con los rasgos e intencionalidades anteriores.

El principio de esta enseñanza, es constituir una correspondencia, de tal forma que no solo se edifican quienes se instruyen sino además los que practicamos el rol de facilitador formativo, la educación popular es un tratamiento cooperativo entre partes, donde se puede demostrar que el conocimiento (enseñanza aprendizaje) no solo es función de la educación formal.

Tal como lo concibió  y  fue demostrado por el Sacerdote San José de Calasanz, quien planteó una escuela con extensa libertad democrática, humana,  ajustada en los acontecimientos que se presentaban en la Roma a finales del siglo XVI donde la estructura educativa vertical no daba para ser impartida al resto de la población, a la plebe, así que crea prácticas pedagógicas en pro de una educación emancipadora, de una iglesia liberadora, despojándose de la investidura de asesor que ostentaba para entonces, con el firme fin y convicción de plantearla como una  necesidad para lograr la autonomía cultural de los sujetos de la sociedad de entonces.

Donde la educación infantil era un trabajo vil, despreciable y deshonroso.

Al igual que la  Roma de la época comparada con Venezuela, se denota por un lado,  la política partidista, las diversas religiones, el facilismo, la incapacidad creativa del docente, la desigualdad social la  ambigüedad institucional, la burocracia de las instituciones encargadas de legislar la Educación en Venezuela, y por otro las diversas tendencias educativas formativas que fragmentan el modelo educativo, hacen que en nuestro país sea casi imposible tener una formación igualitaria, aunque existan, cambien y renueven un modelo educativo cada cuatro años, cada una de estas tendencias tiene inmerso en su seno  la forma de aplicación de sus diferentes estilos de criterios, amén de que todas confluyen en “formar hombre y mujeres para la excelencia ciudadana..”

Tenemos modelos; educación popular, municipal, comunitaria, educación bolivariana, educación nacional,   de corte religioso y otros. (técnicos, libre escolaridad privadas etc.), cada una con un estilo, de forma y fondo  pero que no se llega a concretar en un solo discurso educativo.  Bastaría definir y argumentar el concepto de  Educación Popular concertado para todas las instituciones y tendencias educativas para que el producto, el capital humano que requiere este país no se atomice y se disperse a través de los grandes objetivos que cada una de las diferentes instancias que reglan la educación venezolana dictan y así  llegar a obtener  una educación en formación integral óptima y equilibrada.

Podría ser al responder la siguiente propuesta

 ¿Cómo desarrollar un capital humano para enfrentar situaciones difíciles sociales en cuanto a criterios, crecimiento y aprendizaje a través de la Educación Popular. Según la tesis de San José de Calasanz y la vigencia aun de su modelo educativo?

CONCLUSIONES

Se precisa la readecuación de las instituciones encargadas de la Reglamentación de la Educación Nacional venezolana de forma y de fondo , que se ajuste  además la estructura de formación por convicción, por dedicación no como una opción solo laboral de los docentes, con herramientas fundamentada a la pedagogía, pues no todo docente tiene la  habilidad de ser pedagogo para  trabajar con las estructuras  populares, y así poder brindar luces para la transformación y crecimiento de nuestro patrimonio primordial la niñez y la juventud y poder ser un país sólido progresista competitivo con criterio  específicos en todos los niveles de la estructura social venezolana.

Acerca de ethosgeek
Apasionado geek por: solidaridad, ciberactivismo, educación, tecnología, ciencia ficción, matemáticas, fe, dignidad, paz, épica - fantástica, ánime; en definitiva un mundo posible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: